Ever Given, los seis días que paralizaron el comercio mundial

Tras un parón informativo tras el final de la crisis del Ever Given, Bloomberg BusinessWeek nos trae en un artículo, la historia no contada de este incidente que paró el canal de Suez y todo el tráfico de contenedores mundial que pasa por este canal durante seis días.

El artículo comienza narrando el día 23 de marzo desde el punto del capitán del Ever Given, Krishnan Kanthavel. Nos cuenta que el Ever Given mide 400x60m y estaba lleno de aproximadamente 17.600 coloridos contenedores. La tripulación del barco era completamente india.

Los buques modernos llevan como los aviones, unas cajas negras que registran todo lo que pasa en ellos, que se denominan VDRs (Voyage Data Recorder, grabador de datos de viaje). El gobierno egipcio no ha hecho públicos los datos del Ever Given. Por lo que no está claro lo que dijo la tripulación sobre las inclemencias meteorológicas a las que se tuvo que enfrentar el barco.

El capitán Kanthavel se tuvo que enfrentar a una presión tremenda para llevar la carga a su destino. Carga valorada en 1.000 millones de dólares que incluía zapatillas Nike, portátiles Lenovo, muebles de Ikea y 100 contenedores de líquido inflamable.

La carga interesaba que estuviera rápidamente en Europa, entre ellos a la dueña, la naviera japonesa, Shoei Kisen Kaisha, y a Evergreen Group, quien lo operaba con un contrato a largo tiempo. La tripulación trabajaba para la empresa alemana, Bernard Schulte Shipmanagement, que suministra tripulaciones a cargueros comerciales. Cada día que tardase el barco añadía decenas de miles de dólares al coste, si no más.

El capitán del barco según un compañero es calmado, un oficial de confianza y alguien experimentado en cruzar el canal de Suez.

Los pilotos del canal de Suez son empleados a cargo de la autoridad del canal de Suez(SCA), que opera la ruta desde 1956, cuando el gobierno egipcio tomó el control del canal. Los pilotos se encargan de que los barcos pasen bien por el canal.

Aunque el capitán siga al mando, cede su autoridad a los pilotos que son los que dirigen las operaciones en el canal. La profesionalidad de los pilotos varía. Otro capitán preguntado sobre el paso del canal dice que prefiere una colonoscopia antes que pasar el canal por los enfrentamientos con los pilotos.

El barco fue dando bandazos en el canal, hasta que uno de los pilotos dió la orden de ir a toda máquina. Lo cual hizo que el capitán se pusiera a 13 nudos de velocidad, lo cual es más que los 8 nudos que se recomiendan. Otro piloto abortó la orden, lo que hizo que Kanthavel interviniera y el piloto se enfadó porque no cumplían sus órdenes.

Al aumentar la velocidad, se impuso el principio de Bernouille que dice que la presión de un fluido baja cuando la velocidad aumenta. De repente, era evidente que el Ever Given iba a chocar. Según un oficial que ha oído las cintas del barco, el capitán Kanthavel gritó “Mierda”.

Cualquier objeto que tengas a mano es muy posible que haya pasado por el canal de Suez, sobre todo si está fabricado en Asia, ya que el canal de Suez es la unión entre Europa y Asia. Hasta el siglo XIX unir Europa y Asia era una fantasía. Hasta que llegó un mercader de vinos francés, Barthélemi-Prosper Enfantin, un socialista utópico y partidario de la igualdad de género. Enfantin se unió a Ferdinand de Lesseps, un diplomático en el Cairo, que abogó por la causa. Lesseps fundó la compañía Canal de Suez, y persuadió al jefe de Egipto, Said Pasha y al emperador de Francia, Napoleón III para que apoyarán el proyecto.

El gobierno de Egipto compró el 44% de las acciones de la compañía y los inversores franceses la mayoría del resto. En 1869, el milagro de 120 millas del canal estaba acabado.

Egipto tuvo que vender sus acciones al gobierno británico, ya que la construcción del canal fue ruinosa. Desde entonces el canal fue una joya para las potencias imperiales europeas, hasta que en 1956, Nasser lo nacionalizó y Francia y Reino Unido intentaron recuperarlo con la ayuda de Israel sin conseguirlo.

Hoy en día, 19.000 embarcaciones surcan el canal de Suez anualmente cargados con más de 1000 millones de toneladas de bienes. La SCA aporta a Egipto 5.000 millones de dólares anuales.

Pronto por la mañana el 23 de marzo, el capitán de la torre de control, Mohamed Elsayed, vió algo que nunca habían visto en la torre de control al Ever Given varado a lo ancho del canal y a su capitán subido en el puente.

Elsayed cogió un coche y fue a ver el espectáculo por sí mismo. Cogió un barco y se acercó al Ever Given que parecía una montaña de metal en el pequeño canal. Al observar el barco y la posición del barco Elsayed pensó que se podía partir por la mitad. Elsayed calculó que habría que quitar 20.000 toneladas del barco para lograr que flotara.

La SCA decidió enviar a unas excavadoras para desencallar el barco, la SCA hizo una foto de la operación y el tamaño tan pequeño de la excavadora frente al Ever Given convirtió la imagen en un meme de internet automáticamente después de hacerla pública.

Keith Svendser, ejecutivo de APM Terminals, una empresa con sede en Holanda y filial de Maersk, que se dedica a la descarga de contenedores en más de 70 puertos, recibió una llamada. No era una de esas que se resuelven en unas pocas horas.

El envío de contenedores marítimos es una industria basada en el just in time, justo a tiempo. Hoy un carguero con diez mil contenedores se descarga en unas pocas horas, frente a la semana que tardaban antes de estandarizarse la industria mediante contenedores.

Un cierre del canal de Suez provoca afecciones en el puerto de New Jersey en EE.UU. de APM Terminals. APM hizo un gabinete de crisis y empezó a planificar varios escenarios. El gabinete concluyó que si Suez se cerraba dos semanas sería una catastrofe para el comercio mundial. Cualquier cosa menor a una semana sería gestionable la crisis.

Un equipo de SMIT Salvage, parte del conglomerado marítimo de Royal Boskalis, acudió a ayudar a desencallar el Ever Given. SMIT se reunió con Elsayed y entre ambos calcularon que la solución que traían estos costaría 3 meses. Entre ambos buscaron barcos que pudieran arrastrar al Ever Given mediante un cable, encontraron dos y llamaron a uno de ellos, el Alp Guard.

El 29 de marzo pronto por la mañana tiraron un cable entre el Alp Guard y el Ever Given. Sacaron poco a poco al barco. Después llegó el segundo, el Carlo Magno, que hizo lo mismo en el otro lado. Al final el Ever Given desencalló.

Elsayed celebró el triunfo. Más de 400 barcos esperaban cruzar el canal. El resto del mundo perdió el interés por el canal de Suez una vez desencallado el Ever Given. Pero para Elsayed y sus pilotos, la crisis no había hecho más que empezar.  Vaciar la cola tardó seis días. Después de eso, Elsayed volvió a casa a ver a su familia en Alejandría, su primera pausa en dos semanas.

Mientras en la Haya, Svendsen, el ejecutivo de APM Terminals, se estaba preparando para una larga cola de cargamentos. Lo peor fue el puerto de Valencia que ya estaba casi lleno. Requirió un mes de trabajo 24/7 que volviera el puerto de Valencia a la normalidad.

El 13 de abril la SCA ordenó arrestar el barco y pidió mil millones de dólares para su rescate a la naviera japonesa. 272 millones de gastos, 300 millones de salvamento y 344 millones en daños. Hasta que no se salde la deuda el Ever Given, su carga y su tripulación no pueden salir de Egipto.

El 22 de mayo, la naviera japonesa Shoei Kisen Kaisha y la SCA se reunieron en un juzgado de Ismailia. 17.000 contenedores estaban a la espera, además Nike y Lenovo enviaron abogados a Ismailia. Al final la SCA pidió 550 millones de dólares y llegó a un acuerdo con los japoneses por una cifra no desvelada.

La naviera japonesa ha puesto juicios en Londres contra 16 empresas para limitar los daños que les va a pagar. Esos juicios durarán años y a nadie le importan más que a los afectados y los abogados marítimos de Londres.

Nueve miembros de la tripulación han podido volver a la India. El resto entre ellos, Kanthavel siguen a sueldo en Egipto mientras se resuelve el acuerdo entre SCA y la naviera japonesa. Cuando se resuelva partirán a la India.