Elecciones en Irán

Este viernes han tenido lugar las elecciones en Irán, una teocracia liderada por Alí Jamenei, heredero espiritual de Jomeini. Irán es uno de los países claves de Oriente Medio, el líder espiritual del chiísmo (una de las dos ramas del islam) y uno de los países más azotados por el Covid de Oriente Medio.

Las elecciones vienen con polémica, ya que fueron descartados una gran cantidad de candidatos. Al final quedaron 4, Ebrahim Raisí, Mohsn Rezaí, Amir Hossein y Abdolnaser Hemmati.

El vencedor de las elecciones ha sido Ebrahim Raisí, ultraconservador. Consiguiendo 17.900.000 votos de los 28.900.000 emitidos. Raisí era el elegido por Jamenei por lo que al final ha ganado el candidato “oficialista”.

Raisí es jefe del Poder Judicial y vicepresidente de la Asamblea de Expertos, por lo que es muy cercano al líder supremo Alí Jamenei. Fue rector del santuario-mausoleo del imam Reza, fundación que gestiona un patrimonio millonario, además se le acusa de ser el responsable de las ejecuciones extrajudiciales de miles de presos en 1988 según datos de El País en un artículo el viernes.

Raisí quedó segundo frente al actual presidente de Irán, Rohani. La participación en estas elecciones ha sido bajísima situándose en el 48%, siendo la participación más baja desde 1979 en unas presidenciales.

Los ultraconservadores iranís, autodenominados principalistas, tienen ahora los tres poderes del país, el gubernativo, el judicial y el militar.

El principal asunto al que se va a enfrentar Raisí es el acuerdo sobre el uso de la energía y la fuerza nuclear en el país. Acuerdo del que se salió EE.UU. durante la administración Trump y que Biden quiere encauzar de nuevo para apuntarse el tanto, como ya hizo Obama con su anterior acuerdo nuclear.

La comunidad internacional tiene puestos sus ojos en el nuevo líder del país y en la posibilidad de un acuerdo nuclear.

 

Perú, una mirada al futuro desde la izquierda

El pasado domingo tuvieron lugar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Perú entre la candidata derechista Keiko Fujimori de Fuerza Popular y el izquierdista Pedro Castillo de Perú Libre. Las elecciones han sido muy reñidas y todavía no se ha dado un ganador.

En el momento de escribir esto y con el 99,925% de actas contabilizadas gana Pedro Castillo con 8 833 185 de votos frente a Keiko Fujimori con 8 783 765 de votos. Una diferencia de 50.000 votos.

Keiko Fujimori es hija de Alberto Fujimori, corrupto ex-presidente del Perú de 1990 al 2000. Es la candidata de la oligarquía peruana y ha hecho una campaña atizando el miedo al comunismo y a los países bolivarianos como Venezuela o Bolivia.

Pedro Castillo es un maestro sindicalista de la zona rural del Perú que se pagó los estudios mientras trabajaba. Es el candidato de Perú Libre, partido izquierdista que aspira a una mejora de la vida de la mayoría de peruanos pobres y a la cooperación del Perú con otros países de la región como Venezuela o Bolivia.

La candidata Fujimori ha impugnado los resultados. Pidiendo anular 200.000 votos que se suman a los 300.000 que están investigando ya el Jurado Nacional de Elecciones.

De momento la victoria la tiene Pedro Castillo a falta de dilucidar el ganador final después de las impugnaciones.

Habrá que esperar si la izquierda gana un país más en Suramérica o por el contrario el Perú vuelve a los infaustos tiempos de Alberto Fujimori.

Colombia, muertos por una reforma fiscal

Esta última semana ha habido unas manifestaciones populares en Colombia contra la reforma fiscal del presidente Duque, durante las cuales ha habido 27 muertos según cifras oficiales, y 37 según otras cifras. Todas estas protestas han tenido poca repercusión en la prensa española, con la única excepción casi de El País.

Las manifestaciones han sido violentamente atacadas por la policía colombiana y el ejército, que fue sacado por Duque para reprimirlas más duramente.

La reforma fiscal modifica el Ingreso Solidario, una especie de renta básica que perciben más de 3 millones de colombianos más pobres que reciben 160.000 pesos mensuales para pasar a cobrar entre 80.000 y 360.000 pesos dependiendo del número de miembros y de la vulnerabilidad de la familia. Además se suben los impuestos de la energía para los estratos 4,5 y 6 al 19%, es decir a las clases medias colombianas.

El punto más polémico de la ley es que a partir de 2022 deben declarar el impuesto sobre la renta quienes ganen más de 2,4 millones de pesos mensuales, algo más de 660 dólares al cambio.  Y para 2023 esta cifra bajará a 1,7 millones de pesos mensuales, unos 470 dólares al cambio.

Además añade un impuesto a los patrimonios de más de 1 millón de dólares del 1% y un impuesto del 2% para los superiores a 4 millones de dólares. Además añade impuestos a quienes ganen más de 10 millones de pesos mensuales a partir del segundo semestre de este año.

Con estas subidas de impuestos el presidente Duque pretende aumentar la recaudación en 6300 millones de dólares.

La reforma ha sido parada por parte de Duque tras las duras protestas por parte de los pobres y los sindicatos.  Duque busca ahora consensuar una reforma tributaria que no sea respondida en la calle a la vez que aumente los ingresos por parte del estado colombiano.

Lo que pase en la calle y en las negociaciones de la reforma será clave para el panorama colombiano en los próximos años.

¿Se ha perdido el gusto por internacional y la geopolítica?

A raíz de la muerte de los periodistas Roberto Fraile y David Beriain mientras grababan un reportaje en Burkina Faso, un amigo y yo comentamos la cada vez menor presencia de las corresponsalías internacionales y las noticias sobre geopolítica en los medios de comunicación españoles cuando paradójicamente es más fácil elaborar esa información.

Hoy quiero hacer un pequeño resumen de las secciones de internacional de los periódicos nacionales. Elijo la edición del domingo por ser la que habitualmente más páginas tiene y por tanto la que más páginas de internacional puede tener.

Observando cada periódico me salen estos datos:

  • El País – 104 páginas – 12 de internacional – 11,54%
  • El Mundo 84 páginas – 9 de internacional –  10,71%
  • ABC 88 páginas – 6 de internacional – 6,82%
  • La Razón – 80 páginas – 7 de internacional – 8,75%
  • La Vanguardia – 88 páginas – 8 de internacional – 9,09%

Con lo cual si lo ordenamos de mayor a menor sección se nos queda:

  • 1 – El País
  • 2 – El Mundo
  • 3 – La Vanguardia
  • 4 – La Razón 
  • 5 – ABC

Como podemos observar a mayores ventas, mejor sección de internacional, de hecho la ordenación es igual que la de ventas en sus tres primeros puestos, si que sorprende que La Razón tenga una sección de internacional peor que ABC, ya que este periódico siempre ha llevado fama de tener una buena sección de internacional.

Otra cosa que podemos observar es la poca entidad que tiene la sección dentro de la prensa en general. Si contamos que un periódico tiene: Nacional, Internacional, Opinión, Otros, Cultura, Deportes y Economía. Es decir un 12% contando que todas las secciones sean iguales, pero sólo hay dos periódicos de 5 que superen el 10%.

Si los comparamos con el Times, Le Monde y el Washington Post nos dan los datos siguientes:

The Times – 36 páginas – 3 de internacional – 8,33%

Le Monde – 42 páginas – 9 de internacional – 21,43%

The Washington Post – 102 páginas – 9 de internacional – 8,82%

Como podéis ver también dan unas cifras de entre el 8 y el 10%, salvo Le Monde que su sección de internacional siempre ha sido muy amplia.

La crisis de la prensa por la llegada de internet y las telecomunicaciones baratas ha empeorado la sección de internacional, mucho más cara de hacer que las secciones Nacional y Opinión que es lo que predomina actualmente en la prensa.

Eso sin entrar ya en pormenores de las zonas desde donde se informa, con informaciones en su mayoria sobre Europa, Estados Unidos, China y Japón. Con poca información sobre América Latina para la supuesta cercanía que tenemos con ella y la mayoría de informaciones centradas en Cuba y Venezuela y elecciones en la zona. Para otro artículo aparte serían las informaciones de África casi inexistentes salvo por atentados o calamidades.

Parece que cuánto más fácil parece una cosa, más difícil es en realidad.

El público en general ha reducido su consumo de información internacional, cada vez más se reducen las ventas de prensa internacional cada vez más raquíticas, actualmente son dificilmente conseguibles salvo Le Monde, la edición internacional del NYT, el Financial Times, la revista Time y alguna revista francesa de información general por ejemplo en Zaragoza. Yo por ejemplo hace unos años me compraba la revista francesa Jeune Afrique para informarme sobre África, revista que la dejaron de traer.

Parece que la gente ha desplazado su interés hacia la televisión por satélite e internet para informarse de lo que ocurre en el mundo, dejando la prensa escrita como un reducto para los que no pueden acceder a esos medios. Además vivimos en una cultura de la inmediatez que lo queremos todo ahora y ya, lo cual nos lo dan las redes sociales y los canales internacionales vía satélite.