Colombia, muertos por una reforma fiscal

Esta última semana ha habido unas manifestaciones populares en Colombia contra la reforma fiscal del presidente Duque, durante las cuales ha habido 27 muertos según cifras oficiales, y 37 según otras cifras. Todas estas protestas han tenido poca repercusión en la prensa española, con la única excepción casi de El País.

Las manifestaciones han sido violentamente atacadas por la policía colombiana y el ejército, que fue sacado por Duque para reprimirlas más duramente.

La reforma fiscal modifica el Ingreso Solidario, una especie de renta básica que perciben más de 3 millones de colombianos más pobres que reciben 160.000 pesos mensuales para pasar a cobrar entre 80.000 y 360.000 pesos dependiendo del número de miembros y de la vulnerabilidad de la familia. Además se suben los impuestos de la energía para los estratos 4,5 y 6 al 19%, es decir a las clases medias colombianas.

El punto más polémico de la ley es que a partir de 2022 deben declarar el impuesto sobre la renta quienes ganen más de 2,4 millones de pesos mensuales, algo más de 660 dólares al cambio.  Y para 2023 esta cifra bajará a 1,7 millones de pesos mensuales, unos 470 dólares al cambio.

Además añade un impuesto a los patrimonios de más de 1 millón de dólares del 1% y un impuesto del 2% para los superiores a 4 millones de dólares. Además añade impuestos a quienes ganen más de 10 millones de pesos mensuales a partir del segundo semestre de este año.

Con estas subidas de impuestos el presidente Duque pretende aumentar la recaudación en 6300 millones de dólares.

La reforma ha sido parada por parte de Duque tras las duras protestas por parte de los pobres y los sindicatos.  Duque busca ahora consensuar una reforma tributaria que no sea respondida en la calle a la vez que aumente los ingresos por parte del estado colombiano.

Lo que pase en la calle y en las negociaciones de la reforma será clave para el panorama colombiano en los próximos años.

¿Se ha perdido el gusto por internacional y la geopolítica?

A raíz de la muerte de los periodistas Roberto Fraile y David Beriain mientras grababan un reportaje en Burkina Faso, un amigo y yo comentamos la cada vez menor presencia de las corresponsalías internacionales y las noticias sobre geopolítica en los medios de comunicación españoles cuando paradójicamente es más fácil elaborar esa información.

Hoy quiero hacer un pequeño resumen de las secciones de internacional de los periódicos nacionales. Elijo la edición del domingo por ser la que habitualmente más páginas tiene y por tanto la que más páginas de internacional puede tener.

Observando cada periódico me salen estos datos:

  • El País – 104 páginas – 12 de internacional – 11,54%
  • El Mundo 84 páginas – 9 de internacional –  10,71%
  • ABC 88 páginas – 6 de internacional – 6,82%
  • La Razón – 80 páginas – 7 de internacional – 8,75%
  • La Vanguardia – 88 páginas – 8 de internacional – 9,09%

Con lo cual si lo ordenamos de mayor a menor sección se nos queda:

  • 1 – El País
  • 2 – El Mundo
  • 3 – La Vanguardia
  • 4 – La Razón 
  • 5 – ABC

Como podemos observar a mayores ventas, mejor sección de internacional, de hecho la ordenación es igual que la de ventas en sus tres primeros puestos, si que sorprende que La Razón tenga una sección de internacional peor que ABC, ya que este periódico siempre ha llevado fama de tener una buena sección de internacional.

Otra cosa que podemos observar es la poca entidad que tiene la sección dentro de la prensa en general. Si contamos que un periódico tiene: Nacional, Internacional, Opinión, Otros, Cultura, Deportes y Economía. Es decir un 12% contando que todas las secciones sean iguales, pero sólo hay dos periódicos de 5 que superen el 10%.

Si los comparamos con el Times, Le Monde y el Washington Post nos dan los datos siguientes:

The Times – 36 páginas – 3 de internacional – 8,33%

Le Monde – 42 páginas – 9 de internacional – 21,43%

The Washington Post – 102 páginas – 9 de internacional – 8,82%

Como podéis ver también dan unas cifras de entre el 8 y el 10%, salvo Le Monde que su sección de internacional siempre ha sido muy amplia.

La crisis de la prensa por la llegada de internet y las telecomunicaciones baratas ha empeorado la sección de internacional, mucho más cara de hacer que las secciones Nacional y Opinión que es lo que predomina actualmente en la prensa.

Eso sin entrar ya en pormenores de las zonas desde donde se informa, con informaciones en su mayoria sobre Europa, Estados Unidos, China y Japón. Con poca información sobre América Latina para la supuesta cercanía que tenemos con ella y la mayoría de informaciones centradas en Cuba y Venezuela y elecciones en la zona. Para otro artículo aparte serían las informaciones de África casi inexistentes salvo por atentados o calamidades.

Parece que cuánto más fácil parece una cosa, más difícil es en realidad.

El público en general ha reducido su consumo de información internacional, cada vez más se reducen las ventas de prensa internacional cada vez más raquíticas, actualmente son dificilmente conseguibles salvo Le Monde, la edición internacional del NYT, el Financial Times, la revista Time y alguna revista francesa de información general por ejemplo en Zaragoza. Yo por ejemplo hace unos años me compraba la revista francesa Jeune Afrique para informarme sobre África, revista que la dejaron de traer.

Parece que la gente ha desplazado su interés hacia la televisión por satélite e internet para informarse de lo que ocurre en el mundo, dejando la prensa escrita como un reducto para los que no pueden acceder a esos medios. Además vivimos en una cultura de la inmediatez que lo queremos todo ahora y ya, lo cual nos lo dan las redes sociales y los canales internacionales vía satélite.

Bill Hwang, Archegos Capital y la mayor pérdida de fortuna reciente

Esta semana ha saltado la noticia del cierre del family office Archegos Capital y la pérdida de la fortuna de Bill Hwang. Pero con el artículo del país suscita muchas dudas sobre la noticia.

¿Por qué Bill Hwang y Archegos Capital tenían un apalancamiento de 5 veces sus fondos?¿Por qué Bill Hwang era un relativo desconocido a pesar de gestionar un fondo de entre 10.000 y 20.000 millones de dólares según la fuente?

Para los profanos en las inversiones en bolsa un apalancamiento de 5 veces el dinero que tienes puede ser una burrada pero en el mundo inversor se suelen dar inversiones de hasta 1o veces el dinero que se tiene, por lo que el apalancamiento de Archegos Capital es normal.

Archegos Capital era un family office que es un fondo de inversión familiar, que tiene unas reglas distintas y diferentes de los hedge funds, ya que se les considera demasiado pequeños para crear una disrupción en el mercado si uno de ellos falla o se arruina.

Bill Hwang llevaba una vida relativamente modesta y centrada en filantropía cristiana a pesar de la cantidad de dinero que movía en su fondo. Digamos que no era desconocido tampoco, pero estaba fuera del foco, ya que su fortuna estaba en el fondo fundamentalmente y su condena por información privilegiada por la SEC en su anterior fondo, Tiger Asia, lo habían hecho abandonar los círculos financieros y de notoriedad de Nueva York.

Sobre Bill Hwang y Archegos Capital ha salido un artículo en profundidad en Bloomberg Businessweek. Businessweek cifra en 20.000 millones de dólares las pérdidas de Bill Hwang.

Su fortuna que el artículo cifra en 20.000 millones de dólares si Hwang lo hubiera hecho dinero en marzo y según Businessweek tan líquida como un cheque de estímulo y en dos días se esfumó.

La fortuna de Hwang llegó a ser de 30.000 millones de dólares en su máximo. La implosión de Archegos Capital a finales de marzo es uno de los mayores fallos de la historia de las finanzas modernas. Al contrario que los premios Nobel y estrellas de Wall Street que gestionaban Long-Term Capital Management y que implosionó en 1998, Hwang era desconocido salvo para un círculo cerrado de banqueros, antiguos compañeros de hedge fund y quienes iban a la iglesia con él.

Archegos nunca se mostró ante los reguladores como un gran tenedor de acciones. Ya que Archegos Capital operaba con swaps, un tipo de derivado que da a un inversor las ganancias o las pérdidas de un valor sin tener la propiedad directamente. Esto hacía que se escondieran sus posiciones y la exposición de éstas, incluso a los banqueros que le prestaban dinero.

Es por ello que cuando el 26 de marzo, implosionó Archegos Capital que tenía un portfolio de 100 billones con préstamos, muchos inversores y gentes de la bolsa se preguntaron, ¿Quién demonios es Bill Hwang?

Dos de sus prestamistas, Credit Suisse y Nomura, afrontan pérdidas de 4.700 millones y 2.000 millones respectivamente.

Businessweek continua diciendo que Bill Hwang no es el tipo de persona que uno esperaría que estuviera en el centro de un fiasco financiero. Hwang tiene una casa en un suburbio de New Jersey y conduce un SUV de Hyundai. Es un cristiano devoto de su iglesia en lo personal, y tiene un gusto por los riesgos estilo casino en lo profesional.

Hwang es un cachorro de tigre(Tiger cub en inglés), es decir un pupilo de Tiger Management, el hedge fund fundado por Julian Robertson. En los 2000, llevó su propio fondo, Tiger Asia, que gestionaba 10.000 millones de dólares.

No importaba que Hwang fuera acusado de información privilegiada por los reguladores de bolsa o que se le encontrara culpable de fraude electrónico en 2012 por Tiger Asia. Archegos Capital era un lucrativo cliente para los bancos y estaban dispuestos a prestarle a Hwang cuantiosas sumas. Archegos Capital invirtió las sumas prestadas en unas pocas acciones, ViacomCBS, GSX Techedu y Shopify entre ellas.

Hwang dividía su tiempo entre su familia, su negocio y su organización de caridad, la Grace & Mercy Foundation (Fundación de la Gracia y la Misericordia en castellano).

Sung Kook Hwang emigró a Estados Unidos en 1982, donde se cambió el nombre a Bill. Fue alumno de la universidad de California en los Angeles y consiguió un MBA en la universidad Carnegie Mellon. En 1996 consiguió un trabajo como analista en Tiger Management.

Trabajar para Robertson, dueño de Tiger, uno de los titanes de la industria, era como jugar en los New York Yankees, uno de los equipos de beísbol más importantes de Estados Unidos. Muchos de los colegas de Hwang, fundaron muchos de los hedge funds más importantes del mundo como Andreas Halvorse y Viking Global Investors, Philippe Laffont y Coatue Management  y Chase Coleman y Tiger Global Management.

En Tiger Management, Hwang aprendió a convivir con las pérdidas. Robertson calmó al equipo cuando éste perdió 2.000 millones de dólares en una apuesta contra el yen.

Cuando Tiger cerró en 2001, Robertson urgió a Hwang para que iniciara un fondo y le ofreció financiación. En los primeros días, Tiger Asia y Tiger Global estaban en las oficinas de Robertson de Park Avenue en la misma planta. Hwang y Coleman comian juntos de vez en cuando para compartir opiniones sobre los mercados.

Hwang en Tiger Asia invertía en compañías coreanas, chinas y asiáticas principalmente. En 2008, Hwang tenía cortos sobre Volkwagen cuando ocurrió el famoso short squeeze de Volkswagen durante el cual las acciones de Volkswagen catapultaron su precio, haciendo que Hwang cerrara su posición con pérdidas. Acabó el año con unas pérdidas del 23% y muchos inversores fuera cabreados porque un fondo que invertía en Asia tuviera posiciones en Europa.

En 2012, la SEC acusó a Hwang de información privilegiada y manipulación del valor sobre las acciones de dos bancos chinos. Tiger Asia fue encontrada culpable de fraude electrónico por el departamento de justicia norteamericano. Las multas fueron un total de 60 millones de dólares lo que acabó haciendo que Hwang cerrara Tiger Asia.

En 2013, Hwang comenzó Archegos Capital como family office con su propio dinero. Según Businessweek tomar riesgos para Hwang es como el baloncesto para LeBron James.

Aunque Hwang sea poco conocido en Wall Street es un pilar fundamental en la comunidad de su iglesia. Su fundación da millones de dólares a causas cristianas. Entre estas se encuentran la fundación Fuller, el seminario teológico Fuller en Pasadena, California y el museo de la Biblia de Washington, en Nueva York sus beneficiarios son la Bowery Mission y el King’s College una escuela liberal cristiana de artes.

Hwang además acude a tres lecturas de la Biblia en su fundación, y a otra en la Metro Community Church. A lo largo del año, Hwang acude a más de 90 horas de lectura bíblica.

Hwang además se involucra fuertemente en un grupo llamado Libertad en Corea del Norte, Link en sus siglas inglesas, que ha ayudado a 1.300 norcoreanos a escapar de Corea del Norte.

Las reglas de Estados Unidos previenen a los inversores para que compren acciones con un margen del 50%. Límites que no se cumplen en el caso de los hedge funds y las family offices. Hwang escondía sus posiciones a través de swaps. A través de ellos, el banco figuraba como el poseedor de las acciones, y Hwang solo ganaba o perdía con las posiciones.

Así es como Hwang amasó sus tremendas posiciones silenciosamente. De esta manera los bancos sólo conocían las posiciones que Hwang tenía con ellos, no las posiciones totales. A finales de marzo, Archegos tenía una exposición de 10 millones de acciones de ViacomCBS a través de Morgan Stanley, Goldman Sachs, Credit Suisse y Wells Fargo. Mientras que el mayor tenedor de acciones de Viacom era el gestor Vanguard con 59 millones de acciones.

En 2017, Archegos tenía 4.ooo millones de euros en capital. En los últimos años Hwang pasó de acciones tecnológicas a un mix más eclectico. Sus posiciones incluían ViacomCBS y Discovery además de cuatro acciones chinas: GSX Techedu, Baidu, Iqiyi y Vipshop.

Credit Suisse y Morgan Stanley habían hecho negocios con Archegos durante años. Goldman Sachs lo tenía en una lista negra sin embargo.

Hwang ha hecho ganar decenas de millones de dólares en comisiones, algunos hablan de 100 millones de dólares. Goldman al final cambió de opinión y lo admitió como cliente a finales de 2020. Semanas después todo acabaría.

Viacom perdió el 30% de su valor por su apuesta por el streaming. Algunos bancos le aconsejaron vender las acciones, cosa a lo que Hwang se negó.

Morgan Stanley y Goldman Sachs vendieron sus posiciones, posteriormente Deutsche Bank y Wells Fargo. Todos escaparon de las posiciones de Archegos. Credit Suisse y Nomura aparecen como los grandes perjudicados de la historia, además Mitsubishi UFJ Financial Group Inc anunció pérdidas de 300 millones de dólares por el caso.

Al final los bancos fallaron en este colapso por no exigir el suficiente margen para las compras de acciones, es decir por no hacer control de riesgos como con cualquier otro cliente normal.

 

 

 

NFTs, ¿el nuevo arte o timo digital moderno?

Esta última semana se ha puesto de moda el tema de los NFT (non-fungible token o token no fungible) desde la venta por parte del artista digital Beeple de una obra de arte digital transformada en NFT por 69 millones de dólares en una subasta de arte digital en Christie’s. La subasta era la primera de arte totalmente digital que organizaba Christie’s.

A partir de esta venta ha surgido toda una discusión sobre el arte, las autentificaciones, el coste ecológico de las criptomonedas y si los NFTs son un timo o no.

Un NFT es parte de una cadena de bloques o un blockchain. Básicamente un NFT es un diccionario de una cadena de bloques. En ese diccionario dice la obra, el autor y un enlace al archivo donde se encuentra esa obra. Ese diccionario se conserva en una cadena de bloques y esto sirve para autentificarlo.

La mayoría de los NFTs que se hacen actualmente están en la cadena de bloques o blockchain de Ethereum. Ethereum es una blockchain que se usa para diferentes usos, entre ellos la criptomoneda del mismo nombre.

Para poder hacer NFTs tienes que hacerlo mediante un certificador autorizado, básicamente una empresa que te autoriza a meter esos NFTs en la cadena de bloques.

Los NFTs más famosos son los Cryptokitties, gatos virtuales vendidos con criptomonedas en un juego virtual.

Como podéis comprender a raíz de la venta de Beeple en Christie’s ha surgido una industria de certificadores de NFTs y de artistas convirtiendo sus trabajos en NFTs. En el estado español, el youtuber Willyrex fue el primero en anunciar que vendería una colección de NFTs.

Pero un NFT no deja de ser una autentificación de una obra digital, pero al ser una obra digital, la gente se pregunta qué es lo que se está comprando realmente. Ya que una obra digital, todas sus copias son exactamente iguales. No se compra un soporte o un objeto tangible como en el caso de una obra de arte, si no un enlace digital a una obra tal y como el artista quiere que sea.

Esto ha generado polémica ya que al ser obras digitales, todas sus copias son idénticas. En mi opinión pagar un alto precio por un NFT no se puede deber más que a la especulación ya que un activo digital es lo más barato posible ya que si se puede producir más barato siempre habrá quién lo venda a menor precio.

Además de esta polémica ha surgido otra a costa del coste ecológico de las criptomonedas, debido a que los NFTs usan la red Ethereum para autentificarse. Las criptomonedas usan una gran cantidad de energía para su mantenimiento, afirmando muchas fuentes que las criptomonedas usan más energía que Argentina para funcionar.

Los NFTs han venido para quedarse, aunque el tiempo pinchará la burbuja actual y hará que coticen en precios realistas.

Para finalizar, el New York Times vendió un artículo como NFT por 560.000 dólares. En el NFT no se incluía ni los derechos de autor ni de reproducción del texto, sólo un enlace a una imagen con el texto del artículo.

El XIV plan quinquenal chino y la iniciativa Made in China 2025

En el post de hoy me alejo de temas tecnológicos y económicos para acercarme al gigante asiático y sus políticas económicas y estratégicas. Bajo el título del post se encierran los dos ejes de la política económica china hasta 2025.

Lo primero antes de entrar en harina, decir que China es una potencia del siglo XXI y no un país del tercer mundo y la fabrica barata del mundo como muchos todavía erróneamente piensan. China es uno de los países más avanzados en pagos electrónicos, en comercio electrónico, en móviles, en tecnología aeroespacial, en ordenadores domésticos y en inteligencia artificial.

Además es el mayor mercado único del mundo con más de mil millones de clientes y una lengua para comunicarse, el mandarín, cosa que no ocurre con India.

Pero vamos al tema, estos días se ha estado discutiendo y aprobando el XIV plan quinquenal chino en la Asamblea anual china. Los planes quinquenales son planes económicos cada 5 años donde se planifica la economía y el crecimiento económico de la nación china, como los planes quinquenales soviéticos. En este caso, el plan quinquenal cubre el periodo 2021-2025.

Según el Diario del Pueblo los principales puntos del documento son:

  • Tasas de desempleo urbano encuestadas dentro del 5,5%
  • Un aumento anual del gasto en investigación y desarrollo en más del 7%
  • Un aumento de residentes urbanos permanentes al 65% de la población
  • Una reducción del consumo de energía por unidad de PIB y de las emisiones de dióxido de carbono por unidad de PIB en un 13,5% y un 18%, respectivamente
  • Aumentar la esperanza de vida media en un año
  • Seguro básico de vejez para cubrir al 95% de la población

Para que os hagáis una idea el estado español aumentó su gasto en I+D en un 4% en 2019. Este quinquenio también va a ser un éxodo del campo a la ciudad y de reducción de las emisiones contaminantes. China como veis quiere convertirse todavía más en una superpotencia en ciencia y tecnología, aunque en muchos campos ya es líder como he dicho.

Además este plan quinquenal quiere aumentar el mercado interno chino con la mejora de las condiciones de la población china. Es decir, China quiere dejar de ser la fábrica del mundo para ser fábrica para sí misma.

De momento no he sido capaz de encontrar el texto oficial del plan, pero intentaré conseguirlo para actualizar el artículo.

Y pasemos al segundo tema del artículo, la iniciativa Made in China 2025. Como hemos visto, el XIV Plan Quinquenal quiere aumentar la demanda interna de bienes chinos, dentro de este aumento de la demanda de bienes chinos se encuentra la iniciativa Made in China 2025.

El Instituto de Comercio Exterior(ICEX) tiene publicado un informe sobre dicho plan.

Según el propio informe “este programa es la respuesta del país al empeoramiento de la productividad, la desaceleración del crecimiento económico y la disminución de su mano de obra”.

El informe continúa, China “busca impulsar su base industrial(materias primas, componentes, procesos y tecnología) que en la actualidad es percibida como débil […] al tiempo que otorga más peso a la investigación y el desarrollo”.

El plan dicta diez sectores estratégicos para fomentar la confianza en la tecnología industrial china:

  • Equipamiento eléctrico
  • Maquinaría agrícola
  • Nuevos materiales
  • Ahorro energético y vehículos de nuevas energías
  • Herramientas de control numérico y robótica
  • Tecnologías de la información
  • Equipamiento aeroespacial
  • Equipamiento ferroviario
  • Equipamiento marítimos y barcos de tecnología avanzada
  • Equipamiento médico

El plan según el informe establece cinco guías fundamentales:

  1. Priorizar el desarrollo de la capacidad de innovación
  2. Mejorar la calidad del producto
  3. Desarrollar una economía sostenible
  4. Optimizar la estructura industrial del país
  5. Promover la formación de talento

El plan pretende que un 40% de los componentes básicos sean de producción local en 2020 y un 70% para 2025.

Con este plan el gobierno chino busca mejorar la industria nacional y dejar de ser una fábrica barata para ser una fábrica de calidad.

Para finalizar el artículo y volver a lo dicho al principio, os dejo una pregunta de Quora donde ponen una lista de las compañías tecnológicas del gigante chino.

TSMC, la fábrica de microchips más avanzada del mundo

Para acabar con la serie que hemos dedicado a semiconductores (primer artículo, segundo artículo), voy a dedicar uno a TSMC, actualmente la fábrica de microchips más avanzada del mundo.

TSMC, o Taiwan Semiconductor Manufacturing Company, es una empresa taiwanesa de fabricación de semiconductores. La compañía es la fabricante de semiconductores más grande del mundo, cotiza en la bolsa de Taiwan y en la de Nueva York. Sus acciones valen 118,30$ al cierre de la sesión del viernes en la bolsa de NY.

La empresa fabrica los microchips de empresas fabless como Nvidia, AMD, Apple, Qualcomm, Broadcom, Marvell y otras. Lo que vendría a ser la mayoría de empresas de semiconductores que le suenan a la gente con la excepción de Intel, aunque también fabrica para ésta.

La empresa por lo tanto es una empresa puntera dentro de la industria taiwanesa de la tecnología. Industria donde encontramos nombres como Foxconn, Pegatron, Quanta Computer, Acer, Asus, Benq, D-Link, Gigabyte, Mediatek, Transcend, Via o Zyxel.

TSMC tiene las fábricas con las tecnologías más punteras de fabricación de semiconductores, puede fabricar con tecnologías de 3, 5 y 7 nanómetros. La empresa por lo tanto trabaja con las técnicas de fabricación más modernas superando a su competidora SMIC.

Casi con toda seguridad todos tendremos algún chip en nuestra casa fabricado por TSMC.

La empresa fue fundada en 1987 por Morris Chang y tiene su sede central en el parque tecnológico Hsinchu en Taiwan. Actualmente manufactura 10761 productos diferentes usando 272 tecnologías para 499 clientes diferentes en 2019 según su página web. La capacidad de producción de TSMC son 12 millones de obleas de 12 pulgadas de silicio para semiconductores. La empresa emplea a más de 51.000 personas en todo el mundo.

La compañía en sus inicios fue una colaboración entre el gobierno de Taiwan, el gigante tecnológico Philips y diversos inversores privados con intereses en la industria de los semiconductores.

La compañía tiene fábricas en Taiwan, en China y en Estados Unidos.

La compañía está en el centro de las tensiones geopolíticas entre China y Estados Unidos por la batalla de los semiconductores ya que TSMC es el principal socio productor de chips para empresas estadounidenses de semiconductores, las llamadas fabless.

La importancia geoestratégica para Taiwan de TSMC seguirá aumentando ya que la compañía va a estar a la vanguardia de la tecnología de semiconductores más avanzada con la tecnología de 3 nanómetros que va a implantar este año. Además la compañía va a aumentar sus plantas y va a iniciar la construcción de una en Estados Unidos.

La compañía tiene en Apple uno de sus principales clientes y le fabrica la totalidad de sus chips, tanto los de iPhone y iPad como los nuevos M1 de 5 nanómetros.

La geopolítica de los semiconductores

Después de la falta de semiconductores en la industria automovilística estadounidense, Joe Biden firmó una orden ejecutiva presidencial para revisar las cadenas de suministro de componentes esenciales entre ellos los semiconductores. Si no queréis leer la orden ejecutiva tal cual podéis leer su resumen.

En la orden Biden dice de estudiar y replantear en los próximos 100 días las cadenas de suministros estadounidenses en ingredientes farmacéuticos activos, minerales críticos, semiconductores y baterías de alta capacidad. Para ello exhorta a las agencias gubernamentales a estudiar las cadenas de suministro y valorar cambios en ellas. Para ello fomenta estudiar la industria interna y la posibilidad de afianzarla para mejorar las cadenas de suministros.

El problema de Estados Unidos es que a pesar de ser una industria en la que han sido siempre punteros, la de los semiconductores, cada vez más dependen de fábricas en el extranjero para su producción. Fábricas que en muchos casos no son propiedad de empresas estadounidenses si no de terceros países. Y ahí entra la geopolítica del asunto.

Las empresas de semiconductores estadounidenses recibieron la noticia de la orden ejecutiva de Biden con una nota de prensa  que le instaba a mejorar las ayudas para instalar fábricas de semiconductores en EE.UU. como hacen en otros países. En la nota de prensa citan la caída de la fabricación de semiconductores en EE.UU. del 37% de la producción mundial en 1990 al 12% actual. Además le instaban a regar con fondos federales la iniciativa parlamentaria CHIPS for America. El texto de la iniciativa en PDF.

Además de todo esto, fabricantes extranjeros han decidido invertir en plantas de semiconductores en EE.UU., Samsung y TSMC han decidido construir dos nuevas fábricas de semiconductores. Samsung en un sitio por determinar entre Arizona, Nueva York o Texas y TSMC en Arizona. Samsung invertirá en la fábrica 17.000 millones de dólares y TSMC 12.000 millones de dólares. La inversión es grande, ahí tenéis la razón por la que la crisis de la falta de semiconductores no es fácil de solucionar. Además se espera que las fábricas estén funcionando en 2023, por lo que no es un problema que se solucione de un día para otro.

Como veis una potencia como Estados Unidos tiene que apoyarse en aliados como son Taiwan y Corea del Sur para mejorar su industria interna, ya que estos dos países junto con Japón son los punteros en el desarrollo de semiconductores actualmente.

Todo esto tiene una razón y es la especialización de la industria de los semiconductores. Hay empresas que se dedican al diseño de microchips y empresas que se dedican a la fabricación de microchips, siendo cada vez menos las empresas que tienen el ciclo completo de diseño y fabricación de microchips. Empresas que diseñan microchips pueden ser Amazon, Apple, AMD o Nvidia, mientras que las que fabrican suele ser TSMC o SMIC, mientras que Samsung,Intel o Renesas son de las pocas empresas que hacen el ciclo completo.

Intel, la antaño lider de la innovación en la industria de los semiconductores, ahora se encuentra en una posición retrasada ya que sus chips se basan en arquitecturas de 10 nanómetros mientras que sus competidores usan arquitecturas de 5 y 7 nanómetros. Apple hace su M1 con tecnología de 5 nm y AMD y Nvidia sus chips con 7 nm.

A todo esto, os preguntaréis qué hace China, la nueva superpotencia mundial. China tiene SMIC, una fábrica de semiconductores hecha a partir de tecnología europea y taiwanesa que fabrica semiconductores para todo el mundo. SMIC tiene tecnología de 14 nm, no muy moderna pero suficiente para la mayoría de los propósitos.

China quiere que el 70% de la fabricación de semiconductores para sus fábricas se realice en su territorio para 2025, lo que viene a ser convertirse en el país puntero en semiconductores para esa fecha. Esa iniciativa se llama Made in China 2025, sitio oficial en inglés. Esta iniciativa es ambiciosa pero significa que China va a mejorar la capacidad de producción de sus fábricas de semiconductores y aminorar la dependencia de China de las fábricas de semiconductores de Taiwan, Corea del Sur y Japón. Todo esto se aceleró con la presidencia de Donald Trump y los cortes de suministros a Huawei por parte de empresas estadounidenses.

A pesar de todo esto, China no tiene todavía una industria propia de semiconductores, le falta una Intel o una AMD propia, ya que Lenovo depende de los procesadores fabricados por estas dos. Además los intentos por entrar en este mercado como los procesadores Loongson se han quedado en anécdotas con poco impacto real en la industria.

En definitiva en los próximo cuatro años vamos a ver una lucha por el poder entre China y Estados Unidos en el campo de lo semiconductores.

La falta de chips en la industria automovilística

Desde diciembre leemos que las fábricas de coches están haciendo parones por la falta de suministros, especialmente de componentes electrónicos y fundamentalmente los microchips que necesitan esos componentes para funcionar.

Estos parones comenzaron en EE.UU. y Japón para luego afectar también a Europa. En el estado español la primera fábrica afectada fue Seat Martorell, después Ford Almussafes, luego la antigua Opel y finalmente la antigua PSA Vigo.

Toda esta semana los trabajadores de Stellantis Zaragoza (el nombre actual de Opel España fruto de la fusión de FCA y PSA) han parado por la falta de suministros de componentes electrónicos como podemos leer en Heraldo de Aragón.

Vamos a centrarnos, en los coches los coches necesitan alrededor de 100 microchips para funcionar. Que pueden parecer una cifra muy grande pero no lo es tanto. Además si comparamos la cantidad de vehículos que se producen en el mundo, 67 millones, frente al número de smartphones, 330 millones, podemos empezar a entender el problema.

Los fabricantes de coches esperaban vender menos coches este año por el confinamiento y las restricciones a la movilidad, pero esto no ha sido así. La demanda de coches ha bajado pero no tanto como esperaban los productores de coches ya que los usuarios prefieren ir en coche a ir en transporte público por el coronavirus. Con la bajada esperada de ventas hubo un menor pedido de componentes ya que las estructuras Just in time (justo a tiempo) piden lo justo para seguir produciendo.

Los productores de chips priorizan los chips de electrónica de consumo sobre los chips automovilísticos ya que la electrónica de consumo les genera más dinero que los automóviles como hemos visto antes. De hecho, sólo hay un fabricante que venda la mayoría de su producción a la industria automovilística, NXP Semiconductors, que vende el 40% de su producción para la industria automovilística con 3.800 millones de dólares de ventas en 2020 para automoción. Esta cifra puede parecer una barbaridad pero Intel en su división de PC y portátiles factura 40.100 millones de dólares, es decir 10 veces más.

NXP Semiconductors puede que no os diga nada, pero si os digo Motorola, Frescale o Philips puede que os suene algo más, ya que NXP es la fusión de esas tres marcas de semiconductores. Aunque ha perdido parte de su mercado debido a la perdida de clientes todavía sigue siendo una empresa con 8.612 millones de dólares de ventas en sectores como la automoción, internet de las cosas (IoT), móviles o infraestructuras de comunicaciones.

El mercado de chips para automóviles mueve un total de 32.880 millones de dólares en 2020. Las empresas más señaladas en este mercado son NXP Semiconductors, Infineon Technologies, Renesas Electronics, STMicroelectronics, Texas Instruments Incorporated, Robert Bosch GmbH, y ON Semiconductor.

La fallida salida a bolsa de Ant Group

Muchos habréis leído la noticia de que la que iba a ser la mayor salida a bolsa de 2020 fracasó porque el gobierno chino decidió prohibir la salida a bolsa de Ant Group por considerar que no estaban claros sus propietarios y por un riesgo sistémico de las entidades financieras por la salida a bolsa de la entidad. Además habréis leído los líos de Jack Ma, dueño de Alibaba y por ende de Ant Group y el gobierno chino.

El pasado miércoles 17 de febrero salió un artículo muy interesante en el Wall Street Journal escrito por Lingling Wei sobre el trasfondo de esta suspensión. En ella se muestra el equilibrio de poderes entre Xi Jinping y la oligarquía económica china.

En el artículo de Lingling en el WSJ cita que las causas de la suspensión son dos por el riesgo que añadía Ant Group al sistema financiero chino y por las críticas de Jack Ma a la campaña de Xi Jinping sobre el fortalecimiento del sistema financiero chino. Otra razón que cita el artículo es que no están claro los dueños y los beneficiarios de la salida a bolsa de la empresa.

Según una investigación del gobierno central chino en el prospecto de la salida a bolsa de Ant Group no estaba clara su compleja trama de propiedad a través de vehículos opacos de inversión de diversos agentes bien relacionados. Según estas fuentes, Jack Ma, los gestores de Ant Group y estos dueños opacos bien relacionados serían los beneficiarios de miles de millones de dólares de la salida a bolsa de la compañía estimado su valor en 300.ooo millones de dólares.

Xi Jinping, presidente de China y el lider con mayor poder allí desde Mao Zedong, ha llevado campañas contra la corrupción, la especulación urbanística y otras actividades financieras de alto riesgo. La salida a bolsa de Ant Group es una de esas acumulaciones de riqueza y especulación contra las que le gusta luchar al lider chino.

Portavoces de Ant Group dijeron que el accionariado del grupo estaban claros en el prospecto de la salida a bolsa y en los documentos públicos de la empresa.

Según el artículo, los reguladores del banco central chino estaban preocupados por el modelo de negocio de Ant. Ant tiene una aplicación móvil de pagos llamada Alipay que es usada por más de un mil millones de usuarios. Esto le da a Ant una enorme base de datos sobre hábitos de gasto, historiales de crédito y otros datos financieros que la empresa ha usado para crear un gigante financiero.

Según el artículo ha hecho créditos a 500 millones de personas operando el mayor mercado de dinero del país y vendiendo puntuaciones crediticias a otros productos financieros pero sin seguir las duras regulaciones y los requerimientos de capital de los bancos comerciales. Ant Group saca los beneficios mientras que los bancos estatales se llevan el riesgo de las operaciones. En un lado un grupo de individuos se llevan los beneficios mientras que en el otro los bancos estatales se quedan con el riesgo.

En una charla de finales de octubre Jack Ma enfadó a los reguladores chinos por criticarlos duramente por reglas que en su opinión eran innecesarias y retrasaban la innovación. Lo cual hizo que máximos dirigentes financieros que estaban en la sala se enfadaran duramente.

Los poderes regulatorios hicieron una investigación sobre la estructura de propiedad de Ant Group. Dando lugar ésta a la base para la negación de la salida a bolsa por parte de Xi Jinping.

Xi lanzó a su vez una campaña para que las grandes tecnológicas no usarán su poder para hacer prácticas anticompetitivas.

La investigación de la propiedad de Ant Group hizo saltar las alarmas de los reguladores. Uno de los dueños de Ant Group es Boyu Capital, una firma de inversión privada propiedad en parte de Jiang Zhicheng, nieto del antiguo presidente chino Jiang Zemin. Muchos de los aliados de Jiang fueron purgados en las luchas contra la corrupción, aunque él se mantuviera como una fuerza detrás de las cortinas.

Otro grupo de interés, es el que lidera Li Botan, el yerno de Jia Qinlin, un antiguo miembro del Politburó, el máximo mando del Partido Comunista Chino.

Jiang Zhicheng ayudó a renegociar la recompra de la parte que Yahoo! tenía del accionariado de Alibaba antes de la salida de la compañía a bolsa y que atrajo a diversos mandatarios financieros chinos, entre ellos la propia Boyu Capital de Jiang.

Boyu se convirtió en 2016 en uno de los primeros inversores en Ant Group. Boyu invirtió en Ant Group a través de Beijing Jingjuan. Beijing Jingjuan invirtió en 2016 y en 2018 en Ant Group, y es uno de los 10 principales accionistas de Ant Group con un 1%.

Li Botan invierte a través de Beijing Zhaode Investment Group. Li es conocido por haber ayudado a establecer el club Maotai, un club privado cerca de la ciudad prohibida de Beijing, lugar de reunión de oligarcas y “principes” chinos hasta hace pocos años.

Xi Jinping al ver los accionistas de Ant Group mandó acabar con la oferta pública de acciones para evitar agrandar los bolsillos de los oligarcas y los “principes” chinos.

Algunos grandes amigos de Jack Ma están entre los dueños de Ant Group. El magnate de la propiedades Lu Zhiqiang; Shi Yuzhu, gestor de la firma de juego online Giant Interactive;  y Guo Guangchang, cofundador de Fosun International.

Jack Ma planeaba sacar a bolsa Ant Group en el STAR Market de Shanghai. El STAR Market era un empeño de Xi Jinping para tener un mercado de valores propio para tecnológicas en China similar al Nasdaq americano y que rivalizara con él.

Ant Group deberá reestructurarse para ser una firma de capital financiero según los reguladores chinos y sujeto a los requerimientos de capital que rigen para los bancos. La firma deberá aumentar sus ratios de capital y dejar entrar en su capital a los bancos estatales comprando acciones.

La salida a bolsa de la firma dependerá de esta reestructuración que tardará tiempo en llevarse a cabo.